Julio Iglesias es padre de Javier Sánchez Santos

| Valencia |

Valorar:
preload
Imagen de archivo de Javier Sánchez Santos ante la sede judicial de Valencia donde un magistrado le ha dado la razón.

Imagen de archivo de Javier Sánchez Santos ante la sede judicial de Valencia donde un magistrado le ha dado la razón.

Efe

Julio Iglesias es el padre de Javier Sánchez Santos, de 43 años, según la sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 13 de Valencia hecha pública este miércoles, que no es firme y que será recurrida por el cantante.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, el juez considera que los indicios que concurren en este caso «son suficientes» para apreciar esa paternidad y entre ellos cita la negativa del demandado «a posibilitar la práctica de la prueba biológica», pese a «haber constancia en las actuaciones de que, en la época aproximada de la concepción del demandante, existieron ciertos contactos y trato entre la madre de este y el demandado».

Esos contactos se produjeron en julio de 1975, en una sala de fiestas ubicada en la localidad de Sant Feliu de Guixols (Girona), «y hacen que no sea inverosímil ni descabellada la posibilidad de haber existido relaciones sexuales entre ellos», argumenta el magistrado.

Además, otros indicios son el propio testimonio de la madre del demandante, quien aportó durante el juicio «datos muy concretos sobre la pertenencia, ubicación y distribución interior del chalet» donde Julio Iglesias se alojaba esos días, y el «evidentísimo parecido físico» entre el cantante y el propio demandante.

Sobre este último aspecto, la sentencia precisa que, «si bien pudiera ser fruto del azar, sin embargo sería una excesiva e improbabilísima casualidad que, teniendo el actor ese gran parecido y habiendo sido concebido precisamente en los días aproximados» en que su madre y Julio Iglesias coincidieron en la misma sala de fiestas «su padre fuera un tercero».

Por su parte, el abogado Fernando Falomir, representante legal de Julio Iglesias, presentará recurso, ya que la sentencia se basa en una presunta negativa a someterse a una prueba biológica, que «no es tal», y que en cualquier caso se trata de «cosa juzgada».

Falomir ha explicado que la defensa plantea la cuestión como «cosa juzgada» y por ello decidir la práctica de una prueba biológica con carácter previo a resolverla es «un contrasentido» porque la ley exige que, antes de practicar las pruebas, «se resuelva esta cuestión», por lo que no hay tal negativa a someterse a la prueba sino que primero se debe determinar si es cosa juzgada.

«Decir con carácter previo y anticipado que se someta a la prueba y luego se decidirá si es cosa juzgada, pues no», ha argumentado.

En cualquier caso no es una negativa «injustificada», según el abogado, quien añade que los tribunales podrán estimar este tipo de demandas de paternidad ante la negativa injustificada al sometimiento de la prueba y siempre que existan otros indicios.

El abogado del cantante defiende que no hay indicios, y los que hay son «una foto de Julio aquel día con otras personas en una sala de fiestas» en 1975. «¿Eso significa que hay indicios de relación?, contrariamente a la sentencia, pienso que no es suficiente», ha señalado.

Falomir ha asegurado que no ha podido comunicar todavía la sentencia a Julio Iglesias.

El juicio por la supuesta paternidad de Julio Iglesias quedó visto para sentencia el pasado 4 de julio tras la celebración de una vista en la que únicamente declaró como testigo la madre de Sánchez Santos, la exbailarina María Edite.

El abogado de Javier Sánchez, Fernando Osuna, insistió la semana pasada en que existían indicios evidentes en la causa ya que a los nueve meses de la relación entre María Edite y Julio Iglesias nació Javier, que tiene un parecido físico «enorme», y existía una «negativa injustificada por tres o cuatro veces a hacerse la prueba de ADN».

La madre del demandante pidió a Julio Iglesias que terminara «de una vez» este proceso, que se hiciera las pruebas de ADN y reconociera «a un hijo maravilloso» del que está «muy orgullosa».

El abogado defensor de Julio Iglesias, el castellonense Fernando Falomir, sostuvo que el asunto era «cosa juzgada» ya que hubo otras reclamaciones anteriores efectuadas por la madre que no fructificaron, y sobre cuándo consideraría el cantante someterse a la prueba de ADN, señaló que en cuanto se pronunciara la Audiencia Provincial.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.