Por la mañana el nuevo megayate hizo su entrada en Palma tras pasar frente a la Catedral y dirigirse hacia Astilleros de Mallorca. | Gabriel Alomar

4

El Dreamboat, el megayate más moderno del mundo, ha elegido Palma para su viaje inaugural. Entregado hace apenas cinco días a su armador, el estadounidense Arthur Blank, propietario del equipo de fútbol americano Atlanta Falcons, amarró este viernes directamente en el muelle de Astilleros de Mallorca para una supervisión tras su primera singladura. Así, la lujosa embarcación procede directamente de los astilleros neerlandeses Oceanco donde ha sido construido, tras una escala técnica en Gibraltar.

Diseñado por Espen Oino con interiores de Terence Disdale, mide 90 metros de eslora. Con una clásica y fuerte apariencia según sus constructores, se ha buscado un diseño intemporal sin estridencias. Entre los materiales elegidos hay madera de teca en cubiertas, tapicerías de piel, acabados en madreperla y suelos de piedra caliza. Esta filosofía combina con unos interiores de tonos ámbar y dorado que aportan una cálida y serena sofisticación con una proyección de futuro clásico, pese a su moderna línea.

Con capacidad para 23 invitados, acoge una dotación de 33 tripulantes, lo que da idea del nivel de servicio a bordo. Entre sus espectaculares instalaciones dispone de beachclub, plataforma para el baño, piscina, jacuzzi, spa e hidromasaje, sala de cine y garaje equipado para deportes náuticos. Oceanco es una de las firmas más emblemáticas en la construcción de yates de lujo. Entre sus últimas creaciones destaca el Dar, que que el pasado verano también debutó en Mallorca.

Astilleros de Mallorca, por su nivel de especialización en la reparación y mantenimiento en este sector náutico se ha convertido en referencia preferente para los superyates que navegan por aguas del Mediterráneo.