El ‘Rising Sun’, de 138 metros, atracado este martes en el muelle de Ribera en San Carlos, de Palma. | Gabriel Alomar

1

El megayate Rising Sun, uno de los más largos del mundo por eslora, con sus 138 metros (comparable a un buque de pasajeros mediano), llegó este martes al puerto de Palma. Esta joya náutica, de más de 300 millones de dólares diseñada por Jon Bannenberg y construido en Bremen (Alemania) en 2004 por Lürssen para Larry Ellison, CEO de Oracle Corporation y adquirido en 2010 por el productor discográfico David Geffen, quedó amarrado en el muelle de Ribera.

A diferencia de otros buques de este tipo, el Rising Sun puede alcanzar una considerable velocidad, entorno a los 30 nudos, gracias a una planta motriz de 48.000 cv de potencia. Sus lujosas instalaciones distribuidas en 8.000 metros cuadrados de superficie, con cubiertas de teca y acomodación en cinco niveles decorados por Laura Seccombe, pueden acoger a 18 invitados atendidos por 45 tripulantes.

En su equipamiento dispone de helipuerto, spa, beach club, cine con pantalla gigante o un garaje para embarcaciones de recreo. También tiene estabilizadores de velocidad cero, que le permiten fondear sin sufrir balanceo en mar agitado. Entre sus invitados ha acogido a bordo a Beatriz, la princesa de York y la actriz Oprah Winfrey.