La reina Letizia (i) y el príncipe Carlos de Inglaterra inauguran en la National Gallery de Londres la exposición «Sorolla, maestro español de la luz» en Londres. | FACUNDO ARRIZABALAGA

5

La reina Letizia hizo esperar quince minutos de forma involuntaria al príncipe de Gales este miércoles en la inauguración de una exposición sobre Sorolla en la National Gallery de Londres. Aunque la razón aducida desde el Palacio de la Zarzuela fueran los «problemas de tráfico», pero según testigos presenciales pudo haber otra razón añadida, según ha desvelado el diario ABC.

La Reina siempre suele acudir con una puntualidad británica a los actos a los que asiste y sale con antelación ante previsibles problemas con el tráfico.

El acto estaba previsto a las 19.15 hora española, pero se retrasó a las 19.30. Esto se interpretó como que el príncipe Carlos tenía otros compromisos anotados en su agenda y quería asegurarse de llegar a tiempo.

El avión de doña Letizia, al parecer, llegó con tiempo suficiente al aeropuerto de Londres y la Reina se desplazó desde allí directamente a la National Gallery. Sin embargo, los vehículos de la comitiva de doña Letizia fueron vistos dando vueltas por las inmediaciones del museo. Esto suele hacerse cuando una autoridad llega con demasiada antelación a un acto para dar tiempo a que llegue la otra.

Noticias relacionadas

Fuentes conocedoras de estos protocolos señalaron que pudo haber un fallo de coordinación con la Policía Metropolitana de Londres, que tuvo a la Reina dando una vuelta innecesaria hasta asegurarse de que el Príncipe de Gales estaba ya en la National Gallery.

Sin embargo, la Zarzuela se limitó a atribuir el retraso el tráfico siguiendo su política de cortesía. No es la primera vez que la Casa del Rey asume la responsabilidad porque no sería elegante culpar a otra institución.