Una joven se queda ciega tras beber vodka

| Grecia |

Valorar:
preload
Imagen de una botella de vodka rota.

Imagen de una botella de vodka rota.

Pixabay

Hannah Powell, una joven que se fue con sus amigas a Grecia, acabó las vacaciones de la peor forma posible. El grupo decidió salir una noche de fiesta por la zona y, al regresar al hotel, todas se encontraban mal y sufrían vómitos. Al haber bebido vodka, pensaban que se trataba de una mala resaca.

La sorpresa llegó al día siguiente cuando Hannah se despertó y se dio cuenta de que se había quedado ciega. En un primer momento pensaba que las luces estaban apagadas, pero cuando se dio cuenta de que no veía, entró en pánico.

Acudieron al hospital y las pruebas médicas revelaron que le habían dado vodka con metanol, una combinación muy peligrosa que vende las mafias a los bares. La joven, además, sufrió daños en los riñones y tuvo que someterse a diálisis varios meses hasta que recibió un trasplante.

Con el paso del tiempo dejó de estar completamente ciega, aunque ve borrosas algunas imágenes. A día de hoy, nadie ha asumido las responsabilidades de lo que pasó.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.