Sobrasadas, ensaimadas y hierbas, productos 'delicatessen' en México

| México |

Valorar:
Visto 762 veces
preload
Detalle de un cartel publicitario del siglo XIX sobre la ensaimada en México.

Detalle de un cartel publicitario del siglo XIX sobre la ensaimada en México.

02-12-2018 | Colección Ephemera de la Biblioteca Nacional de España

La Biblioteca Nacional de México acaba de poner a disposición de los investigadores una ingente cantidad de periódicos de finales del siglo XIX (’La Voz de México’, ‘La Opinión, ‘El Porvenir’ entre otros) en los que no faltan referencias a típicos productos gastronómicos mallorquines, como la sobrasada.

El líquido balear más apreciado por los mexicanos del siglo XIX era el anisado de Mallorca (’herbes mallorquines’) de primera clase que otras veces se anunciaba como ‘anisado de Mallorca legítimo’ porque había entonces muchas falsificaciones de tan famoso licor, como las había de ‘sobrassada’. De hecho, en la que llegaba de Mallorca a México se incluía en la etiqueta la palabra ‘legítima’.

En 1870, nuestras ‘herbes’ se vendían en la tienda de ultramarinos ‘La Ciudad de México’ que estaba al lado de la calle de San Francisco, en pleno centro o bajos de uno de los mejores hoteles de la ciudad, el ‘Gran Sociedad’. Otros productos que se vendían en esta tienda gourmet eran champiñones de París, vinagre de Castilla, ostiones frescos de Baltimore o pasas de Málaga.

El mismo anisado mallorquín se vendía también en ‘La Integral’ (1851), ultramarino emplazado en la segunda calle del Reloj. Compartía escaparate con otros licorcillos más bien de sacristía, como las ‘lágrimas de Cristo’ o el ‘pajarete dulce’. Nuestro anisado asimismo se despachaba en ‘El Correo de Ultramar’ (1866), calle de la Moneda, tienda con un «gran surtido de comestibles, latería fina, vinos y licores»; y también en La Mariscala (1867), calle San Andrés -especialistas en ciruelas de Burdeos y mostaza inglesa-, y en La Papelería, esquina del Puente de Jesús. Estamos en 1866.

En la calle del Reloj estaba la Salchichería Española (1899) en la que despachaban ‘sobrassada’. Había comerciantes que recibían cajas de estos embutidos procedentes de Mallorca que luego distribuían en las tiendas de delicatessen del Distrito Federal, como la de un tal B. Salazar, que en 1844 recibió varias partidas.

Receta de la ensaimada

En el periódico ‘El Informador de Guadalajara’ (Jalisco) se publicó en 1920 la receta de la ensaimada. Comienza así: «En un recipiente de hierro bañado o de loza se pone un kilo de harina, 200 gramos de azúcar en polvo y 500 de levadura de pan y doce huevos». Y termina de este modo: «Cuando se levantan las ensaimadas se las dora con un pincel mojado en yema de huevo».

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2

M
Hace 8 días

Ja no trobes sobrassades ni botifarrons "legitims".

Valoración:1menosmas

...
Hace 8 días

En Méjico también tienen hierbas pero son de otro tipo.

Valoración:-1menosmas

pamboli
Hace 8 días

la nostra cultura és gran! visquen els productes balears

Valoración:1menosmas

jordi
Hace 8 días

ojo! ahora vendrá el Arbona diciemdo que las recetas son suyas

Valoración:1menosmas

Ansaru
Hace 9 días

Pinya Mallorquina

Valoración:7menosmas

Tomeu
Hace 9 días

Una muy buena noticia para la industria alimenticia balear aunque si se venden muchas ensaimadas y con Trump cerca de la frontera este puede aprovechar las cajas para hacer su famoso muro, ¿ A qué no lo habíais pensado ?

Valoración:-2menosmas

corb de sant nofre
Hace 9 días

Au:s'anunci es des segle XIX,pero es que ha escrit que es un anunci de ensaimada es d'avui…...

Valoración:-2menosmas

Pep
Hace 9 días

Un buen longuet amb sobrassada legítima y un buen vaso de tequila... pruébenlo.

Valoración:7menosmas

Jesus2
Hace 9 días

Tacos de sobrasada, no sería mala idea

Valoración:9menosmas

memeu
Hace 9 días

palo amb xifon,,,

Valoración:13menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2