El estilizado perfil del megayate entrando ayer tarde en Palma con el fondo de la Catedral, tras visitar Menorca y fondear en la costa de Andratx. | Gabriel Alomar

4

Mallorca recibió este martes la visita de uno de los megayates más exclusivos, considerados entre los mejores por su diseño y decoración. Se trata del Alfa Nero, elegido por el magnate de la informática y fundador de Microsoft Bill Gates para sus vacaciones, aunque su propiedad se atribuye al ruso Andrey G, Guriev, cuya estilizada línea, es obra de Nuvolari & Lenard.

Tras fondear en aguas de Andratx procedente de Menorca, puso rumbo por la tarde al Club de Mar de Palma, donde llegó casi a la puesta de sol. Sus interiores, de marcada temática náutica, se inspiran en temas marinos, con elementos originales como el coral y son obra de Alberto Pinto.

Esta joya de la navegación privada cobró forma en 2007 en el astillero especializado Oceanco y mide 82 metros de eslora. El yate se puede alquilar por unos 840.000 euros a la semana y tiene capacidad para alojar hasta 12 huéspedes en sus seis camarotes VIP. También dispone de una espectacular piscina a popa en un entorno a modo de beach club, convertible en pista de baile por la noche cuando se habilita la zona como un night club a cielo abierto.

La suite principal cuenta con una oficina, un baño con una ducha de vapor y jacuzzi, y un patio exterior. A la hora de comer se puede disponer de un balcón secreto para mayor intimidad o también de un salón circular con puerta retráctil.

Encargado por el millonario griego Theodore Angelopoulos, fue vendido por 115 millones de euros a partir de un precio inicial de 150 en 2014 a su actual armador, propietario de una de las mayores firmas mundiales de fertilizantes.

Su dotación asciende a 26 tripulantes alojados en 12 cabinas. En su silueta se ha cuidado especialmente el equilibrio y balance entre el afinado casco azul y la superestructura blanca.