La Familia Real ha sido vitoreada a su salida de la Catedral este domingo de Resurrección. | Julio Bastida

11

Un auténtico baño de masas es el que han recibido este domingo en Palma los Reyes, sus hijas, así como don Juan Carlos y doña Sofía. Decenas de ciudadanos esperaban desde primera hora de esta mañana la llegada de la Familia Real a la Catedral de Mallorca, donde el Obispo les ha recibido minutos antes de oficiarse la misa de Resurrección.

Aplausos y gritos de «¡Vivan los Reyes», «¡Viva España!» o «¡Viva don Juan Carlos!» se han podido escuchar tanto a las afueras de la Catedral, como en el interior del templo. También los cánticos «Yo soy español, español, español,...».

Durante una hora y seis minutos, los Reyes han permanecido en el interior de la Seu, férreamente custodiada por agentes policiales, así como sus alrededores mediante un operativo policial especial.

Tras finalizar la misa, los Reyes, sus hijas y don Juan Carlos y doña Sofía han vuelto a posar y saludar a la gente. Los reyes eméritos se han dirigido hacia el coche que les esperaba para trasladarles de nuevo a Marivent, mientras que los Reyes, Leonor y Sofía se han vuelto a acercar a los ciudadanos que esperaban volver a verles. Saludos, besos y hasta algún obsequio que uno de los asistentes ha entregado a las dos niñas.