La Diada ciclista de Sant Sebastià ha contado con la participación de miles de ciudadanos de todas las edades. | Pilar Pellicer

10

Miles de ciclistas han participado este sábado en la 39ª Diada Ciclista de Sant Sebastià de Palma, una prueba que llega horas después de una intensa Revetla de música y torrades, y que el año pasado tuvo que cancelarse debido a las intensas lluvias, por primera vez en 38 años.

El alcalde de Palma, Antoni Noguera y la directora territorial de Caixabank en Baleares, Maria Alsina, han sido los encargados de dar la salida oficial en el arco de la Plaza Santa Eulàlia a las doce del mediodía. Encabezaban el grupo de salida ciclistas federados que tradicionalmente abren el paseo y personas con discapacidad.

Las bicicletas han continuado el recorrido por el Parc de la Mar, la avenida de Antoni Maura, la Rambla, el camí de Jesús, la calle de Salvador Dalí, hasta llegar al Palacio de Deportes de Son Moix, en un recorrido de unos 6 kilómetros. Allí, en el exterior del recinto deportivo, los participantes han podido disfrutar de un espectáculo familiar en el que padres y niños no han dejado de bailar temas populares como «la bicicleta» de Shakira y Carlos Vives.

Noticias relacionadas

La Policía Local de Palma, los SSG y los miembros de Voluntariado Deportivo de Palma han controlado el recorrido para evitar accidentes. En la Diada ciclista de Sant Sebastià participan cada año personas sin límite de edad e independientemente de sus condiciones físicas, ya que el carácter de la prueba es popular. Las inscripciones son gratuitas y se pudieron hacer previamente online o en las instalaciones deportivas del IME e incluso este sábado, horas antes de comenzar la Diada, en unas carpas situadas en la plaza Mayor, en la calle Conquistador, en la calle San Miguel/Oms y en la plaza de Cort.

En esta edición, con motivo de la Diada Ciclista, el IME y CaixaBank han organizado la III Jornada de Deporte Inclusivo, 'Educando en las discapacidades', que se ha llevado a cabo este sábado en CaixaForum de la mano de Clara Gil, directora de Handisport y de Rafa Winckelmann, fundador de Handisport.

Para más incentivo, hay premios para los tres grupos más numerosos, sorteo de regalos entre todos los participantes que lleguen a Son Moix, animación musical, talleres y juegos infantiles y una zona con fruta, agua y refrescos.