Felipe Juan Froilán durante su visita al Mallorca Wakepark de Alcudía. | Efe

30

Con lo visto este lunes en Alcúdia podemos decir que queda inaugurado el verano real. O el verano de la reina Sofía y parte de sus nietos, ya que los Reyes y sus hijas no son esperados en Mallorca hasta el próximo jueves.

La semana que viene comienza la Copa del Rey y la cita anual de don Felipe y doña Letizia con la Isla está cada vez más cerca.

Noticias relacionadas

La gente menuda de Marivent, el año pasado por estas mismas fechas estaba haciendo un curso de vela en Calanova. Sin embargo, este lunes recibieron su primera clase de wakeboard en un centro especializado en esta práctica deportiva situado en Alcúdia. El wakeboard consiste en algo parecido a hacer esquí acuático, con la peculiaridad de que la cuerda y el mango del esquiador son arrastrados por un cable de accionamiento eléctrico. Algo que está muy de moda hoy entre la gente, sobre todo, joven.

Pues bien, tempranito comenzaba el día en Marivent, tras la primera noche en palacio de Froilán Marichalar y sus primos Urdangarin. Y es que a primera hora de la mañana partían hacia el Port d’Alcúdia dispuestos a practicar el wakeboard. Se trata de una modalidad deportiva que parece que dominan muy bien el primogénito de la infanta Elena y su primo Juan Valentín. Lo decimos no solo por cómo mantenían el equilibrio sobre la tabla, sino por las piruetas que se permitían hacer durante el recorrido, a gran velocidad, sobre las tranquilas aguas, dejando una estela de espuma su paso.

Mientras tanto, desde la orilla, acomodada en una silla, doña Sofía, a veces sola y a veces acompañada por alguno de sus nietos –entre los que también se encontraba Irene–, no perdía de vista todo cuanto sucedía delante de ella. Que no era poco.