Thung Shing y su mujer, Wan Kam Tai Kwog, frente al emblemático restaurante de la calle Joan Miró. | Julián Aguirre

26

Durante casi cinco décadas el Mandarín ha sido un referente de la cocina china en Palma. Fue el primer restaurante chino que abrió en Mallorca, nada menos que el 30 de junio de 1968, en el número 17 de la calle Calvo Sotelo (la actual Joan Miró). El próximo lunes día 30 cerrará sus puertas y apagará sus fogones definitivamente: el propietario, Thung Shing Yeung Au Yeung, se jubila. Entre sus platos estrella destacan la langosta mallorquina al estilo Hong Kong, el pato pequinés, el cerdo agridulce o los mejillones chinos.

Sobre la apertura del primer restaurante chino en Palma y en Mallorca explica que «me asocié con mi tío Romin Cheung, quien luego se casó con una mujer catalana, y me quedé con el negocio, que amplié, al comprar el local de al lado. Arrancamos con 25 personas trabajando, casi todos menos el cocinero eran mallorquines o peninsulares, y elaboramos una carta con 80 platos de cocina china típica de Hong Kong».

Sobre los clientes que han pasado por el restaurante explica que «he sido muy feliz. Tengo muchos amigos en Mallorca y aquí todo el mundo se ha sentido como en casa. La Familia Real venía mucho al Mandarín, al igual que otros famosos, como cantantes, presentadores, actores, actrices, políticos, artistas, etc. Al principio tenía muchos clientes ingleses y americanos, pero rápidamente vinieron los españoles. Ahora casi toda mi clientela es mallorquina, y a todos les estoy muy agradecido».