Catalina Torrents ante la fachada de Casa Roca. | Julián Aguirre

31

«El motivo es que el próximo mes de junio voy a cumplir 73 años y me jubilo», asegura Catalina Torrents Ibáñez a Ultima Hora, propietaria del emblemático negocio familiar Almacenes Casa Roca. Este jueves Casa Roca anunciará descuentos de entre 30, 40 y el 50 por ciento en todos sus artículos. «Tenemos más de 10.000 referencias y, cuando se terminen, cierro. Si es en mayo, mejor que en junio, pero aún no lo sé», afirma.

Además de los 300 metros de exposición del comercio, se pone a la venta todo el edificio, que consta de tres pisos de unos 150 metros cada uno, y un pequeño edificio colindante. Torrents añade que «comuniqué la decisión a mis hijos este fin de semana y, como ninguno de ellos quiere continuar con el negocio, he decidido descansar».

Emocionada, Catalina confiesa que «llevo llorando tres días, pero hay que tomar decisiones. Si yo tuviera 50 años, pensaría en cambiar y renovar, pero las cosas cada vez están más difíciles».