La firma española adapta la gama para evitar la subida de impuestos. | Seat

Ante la aplicación de los nuevos tramos impositivos del impuesto de matriculación para los modelos con más de 120 g/km de CO2, que se inició el 1 de enero de 2022, los renovados SEAT Ibiza y SEAT Arona han actualizado su amplia oferta de equipamiento de serie para mantener la exención del pago.
En el caso del Ibiza prácticamente toda la gama de motores y acabados quedan exentas del pago. En el del Arona, se ofrece esta ventaja en las versiones TGI de gas natural con etiqueta ECO, y en las combinaciones más demandadas: con el motor de gasolina 1.0 TSI 110 CV, asociado a los acabados Style y FR.

La actualización de equipamiento para mantener las denominaciones FR ‘2022’ exentas del pago del impuesto de matriculación en los nuevos SEAT Ibiza y SEAT Arona se basa en el cambio de la llanta ofrecida de serie, que ahora es de 16’’.