La firma francesa realizará 600.000 km de pruebas para garantizar la máxima fiabilidad. | Julien Delfosse

El nuevo Renault Austral sale camuflado por las carreteras europeas con el objetivo de asegurar en sus etapas finales de desarrollo su fiabilidad y finalizar la puesta a punto de su gama mecánica.

El nuevo modelo recorrerá carreteras de Francia, España, Alemania y Rumanía para comprobar la validez de las pruebas realizadas hasta ahora. Para ello, 900 conductores recorrerán 600.000 km en situación real por carreteras abiertas y se realizarán 1.400.000 kilómetros en circuito.

Estas pruebas van a permitir, por ejemplo, validar los reglajes de la nueva plataforma CMF-CD3, los asistentes a la conducción, la insonorización y el confort que ofrece el sistema de suspensión con el fin de ofrecer el mejor producto a nuestros futuros clientes.

El Renault Austral se beneficiará de una gama compuesta exclusivamente por motores gasolina electrificados de emisiones reducidas con potencias de hasta 200 CV, siendo la mayoría de ellos inéditos en la marca: una motorización E-TECH híbrida de nueva generación, una motorización 1.3 TCe mild-hybrid 12V y una motorización 1.2 TCe mild-hybrid 48V, completamente nueva en la gama Renault.