Grabriel Durán subido en el asiento del pasajero del Tornado. | Juan Miguel Giménez

0

Rafael Durán es el propietario del Citroën 5 HP Torpedo, en el que aparece su hijo Gabriel, y que en su día fue el primer vehículo francés con el que André Citroën pretendía democratizar el automóvil en Francia, imitando el éxito del Ford T en Norteamérica. Finalizada la I Guerra Mundial, André Citroën se hizo con los planos del Opel 5HP que sirvieron de base para este nuevo modelo francés, que fue diseñado por Edmond Mollet con algunas características muy peculiares, como su bajo precio; peso (350 kilos); su velocidad máxima (sólo alcanzaba los 50 kilómetros por hora); y su consumo, seis litros a los cien kilómetros.

Otras de sus características son los neumáticos con anclaje en «C» y algo muy importante: tienen que llevar dos atmósferas de presión, ya que de lo contrario se corre el riesgo de que la cubierta se salga de la llanta en las curvas. En cuanto a los frenos, sólo tiene tres puntos de frenado, las dos ruedas traseras y la cardan. No tenían freno en las ruedas delanteras. En los años veinte se fabricaron cinco versiones. En 1922 aparece el Torpedo 2 plazas, primera versión, que estuvo en producción hasta 1925. En 1923 aparece el Cabriolet, que se fabricó hasta 1926. En 1924 aparece el Torpedo 3 plazas, que se construye sólo ese año, y también una camioneta, que se construyó a finales de 1925, y que cargaba 125 kilos. Es en 1925 cuando sale a la venta el Torpedo Trèfle, que se fabricó ese año y el siguiente.