La firma nipona introduce en España un cross over urbano compacto.

0

Tras su presentación en el Salón de Ginebra y después de más de dos años sin novedades en la marca, Suzuki pretende recuperar protagonismo con el lanzamiento del S-Cross, un crossover urbano que gracias a la opción de elegir tracción 4x4 permite también una utilización todo camino polivalente. Dos motorizaciones diferentes de 120 cv y una amplia oferta de acabados conforman la gama del nuevo modelo de la firma nipona.

Se trata de un vehículo de 4,3 mts de longitud, no excesivamente alto, 1,575 mts, con carrocería 5 puertas, con el que el fabricante asiático pretende competir con garantías en el segmento C. Además, cuenta con un maletero de 430 litros que le permite disfrutar de una capacidad de carga bastante generosa.

Por lo que a la gama de motorizaciones respecta, el S-Cross llega al mercado europeo con dos opciones. La primera, un 1.6 de gasolina que desarrolla 120 cv y disponible con cambio manuel de 5 velocidades y automático, y la segunda, una variante diesel con cambio de 6 relaciones y misma cilindrada y potencia que la anterior. Esta última destaca por sus reducidos consumos ya que la media se sitúa en la versión 4x2 en poco más de 4 l/100 km.

Las prestaciones son muy aceptables teniendo en cuenta que se trata de dos motores no excesivamente potentes y se mueven entre los 165 y 180 km/h de velocidad máxima según la motorización y tracción y una aceleración de 0 a 100 km/h que varía entre los 11 y 13,5 segundos.

Como ya hemos indicado, además de las variantes de tracción delantera, el S-Cross estará disponible con tracción 4x4. Se trata de una última evolución del sistema 4WD allgrip que ofrece la opción de elegir entre cuatro tipos de conducción, Auto, Sport, Snow y Look, en función de las necesidades que el conductor tenga en cada momento.

En cuanto al equipamiento, la nueva gama se ofrece en tres niveles diferentes. El básico es el GL que adopta aire acondicionado, llantas de acero de 16·, 7 airbags, ESP, sensor de presión de neumáticos, espejos retrovisores eléctricos y calefactables, radio CD con MP3 y USB, ordenador de bordo, cruise control con mandos en el volante, palanca de cambios plateada y nivelador de faros manual. Le sigue el GLE que incluye de serie climatizador dual, llantas de aluminio de 17”, rieles en techo plateados, arranque sin llave, control de retención en pendientes, volante en piel, bluetooth con mandos en volante, faros antiniebla y twitter x 2. El GLS ofrece adicionalmente parrilla delantera cromada, faros HID con lavafaros, sensor de luces y lluvia, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, asientos calefactables, navegador, cámara de visión trasera y altavoz central. Finalmente, el más lujoso GLX –EL también añade techo panorámico, asientos en cuero y llantas de aluminio con superficie pulida.

Indicar por último que toda la gama tendrá una campaña promocional de lanzamiento de 1300 € que podrá ser incrementada con las ventajas del nuevo plan Pive.