Miembros de la asociación en una campaña de recogida de alimentos.

W
2

La asociación animalista de Llucmajor, «Gaticos y perretes» ha denunciado la falta de ayuda municipal para el control de las colonias felinas del municipio. El Ajuntament pone a disposición de la asociación 150 castraciones anuales, de septiembre a septiembre, una cifra que, según la presidenta de la asociación Elvira García «es totalmente insuficiente». Prueba de ello es que el mes de marzo ya se han agotado todas.

Desde la asociación lamentan que las castraciones no hechas de años anteriores no puedan usarse ahora y que el Ajuntament se desentienda del problema. Un problema con el que se encuentran a diario, «hace unas semanas hemos encontrado una colonia de hasta quince gatos sin castrar»; cuenta Elvira.

Si no se toma ninguna medida, el municipio quedará medio año sin castraciones. «La responsabilidad de realizar un control ético de las colonias de gatos es de los Ayuntamientos no de las asociaciones»; concluye. Por su parte, el Ajuntament ha explicado que reconoce el problema ya que las colonias de gatos "se han cuadriplicado este último año", como cuenta Guillem Roig, pese a ello, busca soluciones y espera poder optar a alguna subvención para dar solución al problema.