Una de las construcciones tradicionales de la zona. | P. Lozano

Un grupo de ciudadanos, entre los que se encuentran empresarios y vecinos de Muro, han entregado este jueves un total de 7.619 firmas en defensa de los tres restaurantes y de las 22 casetas de la playa de Ses Casetes des Capellans (Muro) en el registro de la Conselleria de Presidencia, Función Pública e Igualdad. Las firmas pretenden «salvar» estos establecimientos del deslinde marcado por la Ley de Costas.

La recogida de firmas se produce a raíz de la denegación del permiso por parte de Demarcación de Costas para montar sus terrazas, con sillas y mesas, sobre la arena. En una rueda de prensa frente al Consolat de Mar, el promotor de la iniciativa, Jaume Ballester, ha insistido en que esta decisión supondrá un «perjuicio económico» para 70 familias de los restaurantes y 22 familias de las casetas. «La Ley de Costas hace años que se promulgó y nunca hubo problemas. No entendemos por qué ahora y no antes. El turismo de calidad es lo que son este tipo de locales», ha enfatizado.

Noticias relacionadas

En este sentido, Ballester ha celebrado el anuncio del traspaso de las competencias en materia de Costas a Baleares, que se firmará este viernes por parte de la ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, según ha anunciado este jueves la presidenta del Govern, Francina Armengol. Por su parte, el representante de la Asociación de Vecinos de Sa Caseta dels Capellans, Joan Álvarez, ha dado apoyo a la recogida de firmas y también se ha felicitado por el traspaso de competencias de Costas al Govern.

«Esta transferencia nos dará la oportunidad de tratar con gente que es más cercana a nosotros y respete los intereses de los ciudadanos de Baleares. A pesar de ello, las decisiones importantes continuarán siendo tomadas en Madrid», ha indicado. Además, el responsable del restaurante Can Gavella, en Sa Caseta des Capellans, Jaume Perelló, ha indicado que espera que estas firmas sirvan para que los representantes políticos se den cuenta de que «la gente de Mallorca quiere seguir manteniendo estos restaurantes». «Armengol fue clienta nuestra y le tendríamos que recordar lo bien que se lo ha pasado en estos restaurantes. Si quiere seguir pasándoselo igual de bien, esperamos que nos ayude a mantener estas casetas y restaurantes», ha finalizado Perelló.