Podem pide al Govern y al Consell que estudien comprar la finca de Fartàritx. | PODEM

La mítica finca de Fartàritx (Pollença) está a la venta por 3 millones de euros. Podem Pollença urge a la Presidència del Consell de Mallorca a poner en marcha la maquinaria administrativa para que la propiedad pase a ser patrimonio público. Cabe recordar que el Consell de Mallorca ha adquirido esta legislatura la finca de Can Domènech (para ampliar la zona de protección de Pol·lèntia en Alcúdia). También ultima la compra de la vieja central de Alcanada en Alcúdia (ejerce el derecho de tanteo para evitar que quede en manos extranjeras) y tramita la compra de la finca del Castell d'Alaró. En los tres casos la administración insular ha intervenido para garantizar la conservación de bienes patrimoniales, no es el caso de Fartàritx cuyo principal valor es el ambiental.

Según Unides Podem informes internos del Departamento de Sostenibilitat i Medi Ambient del Consell «apuntan que sería ideal adquirir la finca para pasar nuevas variantes de la Ruta de Pedra en Sec y, en un futuro, constituir un refugio de montaña». «Adicionalmente puede acabar siendo un centro de referencia para que los más pequeños puedan recibir una educación mediambiental, hagan excursiones para conocer más lugares de Pollença y es una oportunidad única para que la finca quede en manos públicas para el uso y disfrute de la ciudadanía de las Illes y no en manos de intereses privados», añade el regidor de Podem Pollença, Michael Muller.

Desde Unides Podem Pollença pedimos a la Presidència del Consell de Mallorca, institución que está valorando la adquisición de la finca emblemática y de un valor mediambiental, paisajístico y patrimonial inmensos, que tome acciones decididas y priorice este expediente ante el inminente final de la legislatura», dice Muller. Pide «más acciones y menos reuniones y palabras». «Sería imperdonable que acabe la legislatura sin este hito. Teniendo presente que los partidos de la derecha no creen en lo público y ni se plantearían esta compra no nos la podemos jugar», concluye el regidor.

En febrero de 2021 Unides Podem Pollença ya registró una solicitud dirigida a las presidentas del Govern y el Consell y a la conselleria de Medi Ambient requiriéndoles que respondieran a la propiedad de Fartàritx que el 6 de marzo de 2020 había ofrecido la finca a las administraciones por 3 millones de euros. «Ha pasado más de un año y nos encontramos al final de la legislatura. Es una muy mala noticia que se hayan hecho reuniones políticas y también con la propiedad sin haberle trasladado ninguna respuesta en concreto de compra, ni una contravaloración», lamenta el portavoz de Unides Podem Pollença, Michael Muller. En opinión de Muller las instituciones pueden financiar la adquisición de Fartàritx mediante el Impuesto de Turisme Sostenible (ITS), los fondos Next Generation (como zona dentro del Patrimoni Mundial de la Unesco) o bien mediante remanente de tesorería. Recuerda además que «también se puede ofrecer un pago fraccionado, siempre teniendo en cuenta que la Llei de Contractació del Sector Públic habla siempre de realizar estimaciones, teniendo en cuenta los precios habituales de mercado».

Situada en el corazón de la Serra de Tramuntana Fartàritx tiene una superficie de 965.524 metros cuadrados. Está totalmente inmersa y rodeada de suelo de máxima protección ambiental por lo que según fuentes municipales no corre riesgo de ser urbanizada si sigue en manos privadas. Las mimas fuentes indican que no dispone de acceso rodado, ni está conectada a la electricidad o a la red de aguas.