Al mediodía de este jueves la Guardia Civil procedió a desahuciar a las diez personas de la familia Santiago Moreno, seis de ellas con discapacidad. La acción de esta jornada ya era el sexto intento de desalojo de la vivienda que ocupaban en la calle Prevere Tomàs Monserrat. El desahucio viene reclamado por Abanca (antigua Nova Caixa Galicia) y a instancias del juzgado número 13 de Palma. Los integrantes de la familia Santiago Moreno permanecen resguardados de la lluvia bajo el palco de la plaza de Espanya de la ciudad de Llucmajor.

Noticias relacionadas

Actualmente la familia está formada por 10 personas divididas en varias unidades familiares. 6 de ellas son personas con discapacidad. 5 de ellas de mediana edad con un grado de discapacidad que fluctúa entre el 65 y el 95 % de discapacidad reconocida. Además, hay un menor de edad con un 36 % de discapacidad. Entre todos, tienen cerca de 20 enfermedades crónicas e incluso terminales. De hecho, desde que el caso de la familia Santiago Moreno se hizo viral hace casi 4 años, a las puertas de su tercera fecha de lanzamiento, ya han fallecido 3 de sus miembros. Dos de ellas en los últimos 11 meses y uno, Angelino, falleció el 1 de diciembre, dos días antes de la tercera fecha de desahucio prevista para el 3 de diciembre de 2018. Fue durante esas semanas en las que el caso de la familia se viralizó en redes sociales, prensa local, nacional y también internacional.

Tras el desalojo de la vivienda, los Santiago Moreno se han trasladado con la ayuda de los activistas de Stop Desnonaments a las dependencias del ayuntamiento donde han vuelto a ser sacados a la fuerza por la Guardia Civil.