Los manifestantes han desplegado una pancarta para exigir la dimisión del alcalde. | Lola Olmo

Una treintena de trabajadores del servicio de recogida de la basura se han manifestado desde las 8:30 de este jueves frente al Ajuntament d'Alcúdia en protesta por el retraso municipal en sacar un nuevo pliego de condiciones de los servicios de recogida y de limpieza viaria. Durante dos horas, megáfono en mano, han pedido la dimisión del alcalde, Domingo Bonnín, y de todo el equipo de gobierno.

Capitaneados por el representante de CCOO, Miguel Ángel Pardo, han gritado «alcalde dimisión» y «Pinocho», frente al Ajuntament, donde se estaba celebrando un pleno de la corporación. Pardo ha acusado a Bonnín y al Ajuntament d'Alcúdia de incumplir el acuerdo firmado en julio en la Conselleria de Treball con la mediación del conseller Iago Nereguela para poner a fin a la huelga de recogida de basuras, que se prolongó más de diez días.

Ciudadanos y turistas que paseaban por el centro histórico de Alcúdia se detenían a contemplar la escena, sorprendidos por el estruendo de gritos y silbatos. La protesta estaba autorizada por Delegación de Gobierno. Pardo ha acusado al Ajuntament alcudienc de «tener a los trabajadores secuestrados con chóferes de primera que cobran mil euros al mes y trabajadores que no llegaban ni al salario mínimo interprofesional hasta que lo denunciamos y Treball les obligó a subir a los mil euros». También ha puesto en valor que el Ajuntament de sa Pobla sí ha cumplido el acuerdo para desconvocar la huelga.