Maria Muñoz y Jaume Tomàs han explicado a los cazadores la propuesta para importar conejos. | Joan Socies

«No hay conejos en los principales vedados de caza de la Isla. Los tendrán que importar para regenerar la especie». Con estas palabras de un cazador descubríamos en trabajo que ha realizado el Servei de Caça del Consell de Mallorca para gestionar y cerrar la inminente importación de conejos de Castilla-La Mancha para poder repoblar Mallorca. Jaume Tomàs, director insular de Desenvolupament Local i Caça, explica que «tras conocer la problemática existente, que no hay conejos para la caza en la Isla, nuestro departamento ha trabajado para facilitar que aquellos cazadores, vedados, interesados en importar conejos lo puedan hacer con toda la seguridad».

A lo largo de estas ultimas semanas desde el Consell de Mallorca se han reunido con los cazadores con cans eivissencs y con los de perros bufones. Estos colectivos desde hace años venían reclamando soluciones por la paulatina perdida de conejos. Así desde el Servei de Caça se puso en marcha hace unos años un criadero en una finca de Capocorb. Los resultados no fueron los esperados y por ello se ha optado por la importación de estos animales.

Tanto los cazadores como Jaume Tomàs coinciden en destacar el excelente trabajo que ha realizado Maria Muñoz, la técnica y bióloga experta en conejos del departamento de Caça. Como explica Tomàs «para llegar a poder realizar la importación de conejos desde Castilla-La Mancha, hay un intenso trabajo previo. Lo primero que se tuvo que mirar fue la compatibilidad de los animales». Por ello se contactó con Rafael Villafuerte, un científico de reconocido prestigio y que por su trabajo sobre el lince en la Península conocía las zonas más compatibles con los conejos isleños. A ello también se tuvo que mirar la proximidad geográfica ya que la intención es que una vez se hayan capturado los animales en menos de 24 horas puedan estar en la Isla.

Así, después de elegir Castilla-La Mancha se ha contactado y visitado la zona. «Establecimos el contacto institucional y les vistamos para conocer la manera de coger los conejos. Además también pusimos en marcha todos los trámites administrativos necesarios, las guías de transporte de animales, los certificados de los veterinarios, etcétera», explica Tomàs.

Pautas a seguir

El Consell indica que ahora serán los cazadores los que deberán decidir si traen los conejos desde Castilla-La Mancha. Aún así el Servei de Caça pondrá una serie de pautas a seguir. La primera es comunicar la intención de importar los animales. Después, una vez aquí no se podrá realizar una ‘suelta fuerte’. Ello significa que se deberán soltar en los clapers y se les deberá dar agua y comida durante las dos próximas temporadas. Y se prohibe cazar a menos de 200 metros de los clapers.
Tanto es el interés que se prevé que en octubre se puedan realizar los primeros viajes de conejos.

Punto de vista
Juanjo Roig

Visit Castilla-La Mancha

Juanjo Roig

Con la que está cayendo a raíz del apoyo económico del Consell al Real Mallorca, quizá sería buena idea destinar ese dinero a abonar viajes y estancias de cazadores a Castilla-La Mancha, donde sí encontrarían conejos. Quién sabe si la solución al lío entre PSIB, Més y Podemos pasa por subvencionar esta actividad que también tiene «valores sociales y deportivos».