La central térmica ya ha agotado su máximo de producción anual. | Laura Becerra

22

La central térmica de Es Murterar en Alcúdia agota sus horas máximas de producción para el año 2022. La Conselleria de Transicció Energética, Sectors Protuctius i Memòria Demodràtica confirma que, «por una cuestión económica (el carbón está ahora más barato que el gas) la central eléctrica de Es Murterar ha agotado este mes de agosto su capacidad máxima anual de producción» que desde 2021 está limitada a 500 horas anuales (el equivalente a 20 días al año).

Aunque la central de Es Murterar es propiedad de Endesa, es Red Eléctrica (como operador del sistema) quien da la orden cuándo debe entrar en funcionamiento. Cabe recordar que en cumplimiento de la Llei de Canvi Climàtic la capacidad de producción de la central eléctrica de Es Murterar en Alcúdia se ha ido reduciendo progresivamente. El plan de descarbonización y transición energética se inició en enero de 2020 con el cierre de los grupos 1 y 2. Desde entonces y hasta el 16 de agosto de 2021 la eléctrica podía producir un máximo de 1.500 horas anuales. Actualmente solo puede funcionar 500 horas al año.

Endesa ya ha iniciado la tramitación del proyecto de desmantelamiento progresivo de sus instalaciones. El desmantelamiento será parcial y progresivo porque buena parte de la central (los grupos 3 y 4) deberá seguir operando hasta que la llegada del segundo cable eléctrico que conectará Mallorca y la Península (previsiblemente entre 2026 y 2027) sea una realidad. Entonces los grupos 3 y 4 también deberán dejar de operar. Actualmente la central mantiene una plantilla de alrededor de 60 trabajadores (el mínimo necesario para garantizar su funcionamiento en el momento que así lo requiera el operador).

A través de su filial Enel, Endesa está desarrollando distintos proyectos de reindustrialización en la comarca apostando por las energías renovables. Ha planteado además a su plantilla la posibilidad (entre otras) de que una vez cese la producción definitivamente Es Murterar pueda convertirse en un centro para operar en remoto otras instalaciones de la eléctrica dentro y fuera de Mallorca. A pesar de la amenaza de escasez energética debido a la guerra de Ucrania, la Conselleria de Transicció Energética, Sectors Protuctius i Memòria Demodràtica mantiene todos los objetivos climáticos previstos y asegura que no se modificará el calendario de cierre previsto para la central térmica de Es Murterar. «Mantenemos los objetivos porque la guerra no ha parado la emergencia climática», dicen fuentes del Govern.