Las restricciones tratan de atajar los problemas de masificación en la carretera de Formentor.

23

Más de 16.000 conductores han sido multados por saltarse las restricciones de acceso a Formentor desde que el Consell, el Govern, el Ajuntament de Pollença y la Dirección provincial de Tràfico iniciaran la campaña de restricciones estivales el pasado 15 de junio. Cabe recordar que entre el 15 de junio y el 15 de septiembre queda restringido el acceso de todos los vehículos privados a motor (salvo los expresamente autorizados) entre las 10 y las 22.30 horas. Las administraciones quieren atajar así los problemas de masificación en la carretera sin salida de la Serra de Tramuntana.

Se establecen dos tramos de restricciones. El primero de ellos discurre entre el Port de Pollença y la playa de Formentor (del kilómetro 2 al 8,7). Además de los vecinos que residan en el tramo y hayan tramitado la autorización previa en Tráfico, pueden circular los taxis, VTC y autocares. En cuanto a los vehículos privados, aquellos que vayan en coche o en moto hasta la playa de Formentor pueden evitar la multa si en un máximo de tres días después de su excursión envían a la DGT una foto de la matrícula de su vehículo junto a un ticket de consumición o aparcamiento del día de la visita. Toda la información se puede obtener a través de la DGT enviando un correo a formentor@dgt.es o ticketsformentor@dgt.es.

Noticias relacionadas

Del total de 51.321 vehículos privados que han entrado en el tramo en el horario restringido este verano, Tráfico solo ha autorizado a 5.569. De ellos solo 3.491 han recibido la autorización adjuntando el preceptivo ticket. Estas cifras revelan que, como en anteriores temporadas (en las que la restricción finalizaba a las 19 horas) persiste el desconocimiento generalizado de las medidas aplicadas para frenar la masificación en el espacio natural, solo accesible a través de esta carretera sin salida. Los principales afectados son turistas que circulan en vehículos de alquiler y acceden a la vía ignorando la señalización vertical.

La lectura es diferente en el segundo tramo restringido (entre la playa de Formentor y el faro), muy probablemente porque en la playa, no solo hay señales verticales de tráfico sino una barrera y un informador que avisa a todos los conductores de que deben dar media vuelta o dejar su coche en el aparcamiento (de pago) para continuar su excursión en el bus lanzadera. Así en el horario restringido han circulado 4.146 vehículos entre la playa y el faro pasando por Cala Murta y Cala Figuera. En este segundo tramo de máxima restricción solo está permitido el paso de los vecinos que residen en él y sus empleados (previa autorización). Las multas en ambos tramos son acumulables y pueden llegar a sumar 280 euros.

Aquellos que sospechen que pueden haber sido sancionados pueden comprobarlo rápidamente descargando la APP Mi DGT en su teléfono móvil. A través de la aplicación pueden comprobar los datos de su permiso de conducir, su saldo de puntos y obtener, entre otros datos, información de los procedimientos sancionadores tramitados por la DGT. La aplicación se puede descargar desde la sede electrónica https://sede.dgt.gob.es/es/appmidgt. La manera más segura, económica y sostenible para acceder a Formentor es utilizar las lanzaderas del TIB que salen del Port d'Alcúdia con paradas en el Port de Pollença, el mirador del Colomer, la playa de Formentor, Cala Murta/Cala Figuera y el faro.