El atardecer en el faro de Formentor es una de las excursiones más demandadas.

8

Acceder a la península de Formentor utilizando el bus lanzadera del TIB no solo es la opción más segura y económica para llegar a este espacio emblemático, sino también la más sostenible. El Govern ha reforzado este verano el servicio de autobuses que parte de Alcúdia y para en el Port de Pollença, el mirador del Colomer, la playa de Formentor, Cala Murta/Cala Figuera y el faro. La línea 334 parte de la parada del centro histórico de Alcúdia a les 9.30 horas y llega a la estación del Port de Pollença a las 9.45h antes de iniciar su camino hacia Formentor. Hay un bus cada 35 minutos con un total de 20 idas y regresos y una última salida a las 21.50 h desde el faro. Entre la playa y el faro los buses circulan de dos en dos para ampliar al máximo su capacidad de transporte. Circular por la península de Formentor en vehículo privado a motor está restringido entre las 10.00 a las 22.30 horas desde el 15 de junio hasta el 15 de septiembre. Más de 16.000 conductores han sido sancionados por incumplir esta norma.

Para los usuarios de la tarjeta del TIB el proceso es sencillo. El tramo se considera un único salto por lo que podrán realizar de forma gratuita todos los trasbordos que quieran durante un periodo máximo de una hora. Esto permite a los usuarios disfrutar de las vistas del mirador si lo desean y coger el siguiente autobús hacia la playa o el faro sin un coste añadido. Es importante no olvidar pasar la tarjeta por el lector no solo al subir sino también al apearse.

Noticias relacionadas

Si no se dispone de la tarjeta del TIB lo más económico es pagar con tarjeta de crédito. Con una única tarjeta se pueden pagar hasta cinco billetes. El primer viajero pagará el importe total de la línea pero irá acumulando descuentos para sus acompañantes. Si pagan con tarjeta también tendrán garantizados los transbordos gratuitos durante una hora. Aquellos que prefieran pagar en efectivo deben olvidarse de hacer paradas si no quieren aflojar de nuevo el bolsillo cada vez que suban al bus. El trayecto cuesta 3 euros desde el Port de Pollença y 4,50 desde Alcúda.

Aunque lo más recomendable es realizar todo el trayecto en el autobús del TIB los que prefieran viajar en coche hasta el Port de Pollença disponen de una buena zona de aparcamiento gratuito en la estación. Algo que no ocurre en la playa de Formentor donde el aparcamiento es de pago y puede llegar a costar 30 euros. Para ellos la mejor opción es aparcar en el Port de Pollença y subir al bus. Solo tendrán que pagar los 3 euros del trayecto y se podrán olvidar de abonar el párking de pago y tramitar en tiempo y forma la autorización ante la DGT para evitar la multa de 80 euros.

Es importante recalcar que en cualquier caso (salvo que se resida o se trabaje en el tramo) no se podrá evitar la multa si se circula entre la playa y el faro de 10 a 22.30 horas. Ahí ningún ticket servirá como justificante. Si alguien está pensando en entrar en la zona restringida unos minutos antes de las 10 horas para esquivar las restricciones se equivoca. No se trata de una limitación de acceso sino de circulación por lo que si a las 10 en punto su vehículo no está correctamente aparcado no podrán evitar la multa. Si quieren regresar a casa no podrán hacerlo hasta pasadas las 22.30 horas si no quieren abonar los 200 euros.