Mir visitó ayer en Alaró el Clot des Guix, donde técnicos de Medi Ambient explicaron el plan.

0

El Govern ha ejecutado franjas de prevención de incendios forestales en 21 puntos críticos de Balears, unos trabajos que han sido financiados con cargo al Impuesto de Turismo Sostenible (ITS).
El conseller de Medi Ambient i Territori, Miquel Mir, visitó ayer el Clot des Guix, en Alaró, donde se ha ejecutado una de estas fajas en una superficie de una hectárea que está considerada como punto crítico en el Pla General de Prevenció d’Incendis Forestals.

Esta actuación está enmarcada en un proyecto más amplio de tratamiento del combustible vegetal en los llamados Puntos Estratégicos de Gestión, en los cuales un incendio puede coger más fuerza por la orografía del terreno. Estas fajas han sido financiadas con 456.630 euros procedentes del ITS.
El plan comenzó a ejecutarse en septiembre de 2021y consiste en una reducción de la carga de combustible vegetal y en eliminar la continuidad de la vegetación.

Las franjas contraincendios están ubicadas en Pollença (Coll de Formentor); Artà (sa Duaia, es Verger y el Campament dels soldats); Bunyola (sa Comuna); Manacor (sa Carrotxova) y Escorca (Míner Gran). Mir destaca que «permiten establecer una estrategia de defensa eficaz y que facilitan el acceso a los medios de extinción cuando es necesario».