La balsa sirve como refugio de un buen número de aves en medio del Pla. 

1

La extracción de tierra para los tejares de Vilafranca ha dejado en el municipio un buen número de agujeros (explotaciones mineras) que a lo largo del tiempo se han convertido en importantes lagunas que abastecen de agua a los animales de la zona del Pla. Ahora, la Conselleria de Medi Ambient ha actualizado la propuesta de restauración de la explotación del Pou Morer y permitirá que con la reconversión del espacio se pueda conservar esta importante balsa.

Para devolver las parcelas a su estado natural se deberían utilizar un total de 1,6 millones de metros cúbicos de material. Una cantidad que no se considera viable poder conseguir a corto plazo. Es por ello que lo que se propone es adecuar los taludes de la laguna actual así como crear una rampa de acceso hasta la lámina de agua. Una vía que partirá de la cota de 80 metros hasta alcanzar los 47 metros, punto en el que se ubicará la lámina de agua. La restauración de la zona también incluye la creación de una barrera vegetal en la zona norte o la recuperación de tierras para el cultivo en la parte superior de la parcela.

Otros puntos de la restauración hablan de los beneficios que supondrá mantener este espacio de agua en la zona del Pla. En la zona es segura la existencia de especies catalogadas como el milà reial, el sebel·lí, el mussol banyut, el puput o la tortuga mediterránea El proyecto de restauración prevé que todo esté finalizado en un período de tres años.