La ex alcaldesa y ya ex teniente de alcalde Katia Rouarch. | M. À. Cañellas

La ex alcaldesa de Andratx, Katia Rouarch (PI), ha formalizado su dimisión como primera teniente del alcalde del Consistorio, semanas despúes que la abtención de los ediles regionalistas en el pleno de los presupuestos obligara al alcalde socialista Toni Mir a hacer uso de su voto de calidad para sacar adelante las cuentas.

Pese a que la tensión entre el PI y sus socios de gobierno de PSOE y Més es ya del todo manifiesta, fuentes del partido de Rouarch aseguran que su dimisión «es sólo un paso atrás». «Ella conservará su acta de concejal y seguirá trabajando en sus áreas y para el partido», afirman desde el PI.

Este «paso atrás» de Rouarch cede más protagonismo a los otros regidores regionalistas, Francisca Castell y Llorenç Suau, quien ahora asume la primera tenencia de alcaldía. Suau, alcalde por el PP en la legislatura 2011-2015, atesora un carácter más conservador que su antecesora y es nada amigo del catalanismo de sus socios de Més.