Son Bosc trata las aguas de Platja de Muro y de Can Picafort, con sobrecarga en verano.

0

El Gobierno de España mantiene su intención de construir una depuradora para Can Picafort, con un emisario submarino. Se trata de un proyecto declarado de interés general en los PGE desde 2010, pero que jamás se ha iniciado por la oposición frontal del Ajuntament de Santa Margalida. Sin embargo, la dirección general de Calidad y Evaluación Ambiental, organismo perteneciente al Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, ha prorrogado por dos años la validez de la declaración de impacto ambiental (DIA) de este proyecto.

Con este gesto, el Ministerio asume el criterio de la Comissió de Medi Ambient (CMAIB), que en julio informó a favor de la vigencia tanto del DIA como de la necesidad de construir una depuradora para Can Picafort y poder liberar de la sobrecarga que soporta la de Son Bosc, en Platja de Muro.