La campaña de descuentos arrancará a partir de enero, tras los meses comercialmente fuertes de la ciudad. | Jaume Segura Socías

3

Los comercios, empresas de servicios y establecimientos de restauración de Inca afectados por los efectos económicos de la pandemia podrán adherirse a una campaña de bonos descuento que el Ajuntament lanzará por valor de 480.000 euros y que servirá para reactivar la economía local, pues se prevé un retorno que triplique la inversión inicial.

La campaña comenzará a partir de enero de 2022, cuando ya hayan finalizado los meses fuertes comerciales de la ciudad tras las ferias, el Dijous Bo y la Navidad. Los comercios, empresas y locales de restauración que se sumen al proyecto podrán descontar 10 euros por cada 30 euros que gasten los clientes.

El sistema que ha elegido el Consistorio inquer presenta una serie de diferencias en comparación con otras campañas de bonos descuento de otros municipios o de instituciones supramunicipales. En primer lugar se ha incluido al sector de la restauración entre los negocios que pueden adherirse a la iniciativa, por lo que los clientes podrán se beneficiarán ventajas en bares y restaurantes.

Un sistema sin vales

Otra de las novedades será la creación de una plataforma digital que deberán usar los establecimientos que participen en la campaña. Los clientes locales no tendrán que presentar ningún vale de descuento y los responsables del negocio serán los que se encarguen de registrar la factura en la plataforma y aplicar la rebaja directamente.
El alcalde de Inca, Virgilio Moreno, explica que ya se han producido varias reuniones con las asociaciones comerciales y empresariales de la ciudad para dar a conocer el proyecto.

Moreno subraya que «necesitaremos la implicación de los sectores productivos de Inca para que esta iniciativa salga adelante y sea un éxito». Por el momento se están elaborando las bases del sistema y está previsto que la campaña se pueda aprobar en el pleno de noviembre.

La regidora de Innovació, Mercats i Consum, María José Fernández, indica que «la dotación de 480.000 euros que tiene el proyecto se distribuirá entre los comercios, empresas de servicios y de restauración que se sumen a la iniciativa y se colocará un distintivo en las puertas de sus establecimientos».

El regidor de Economia Local, Miguel Ángel Cortés, subraya «la importancia de esta campaña para incentivar el comercio circular y que la inversión inicial se convierta en un retorno económico beneficioso para la ciudad».

La campaña está incluida en un paquete de ayudas de 650.000 euros

La iniciativa de bonos de descuento se incluye en un nuevo paquete de medidas por valor de más de 650.000 euros que realizará el Ajuntament d’Inca. Además de los 480.000 euros de la campaña de descuento se pondrá en marcha una línea de 90.000 euros, llamada Inca Emprèn y que incluye los ejercicios 2020 y 2021, para empresas nuevas o que hayan mejorado sus negocios.

El plan Inca Dinamitza estará dotado con 50.000 euros para asociaciones empresarias, cooperativas y organizaciones sin ánimo de lucro que trabajen con empresas. Otra línea de 30.000 euros se dedicará a la mejora digital y se beneficiarán empresas afectadas por la COVID-19 que hayan realizado inversiones en equipos informáticos y plataformas o tiendas virtuales.