Las casas se ven desde la Carretera Vella de Sineu.    | Lola Olmo

28

La Agència de Defensa del Territori (ADT) ha dictaminado orden de demolición de las casas prefabricadas que un particular instaló en una parcela de 11.000 metros cuadrados de suelo rústico y que habían sido denunciadas por 51 vecinos y por el Ajuntament de Sencelles.

La decisión de la agencia de disciplina urbanística del Consell de Mallorca afecta a 37 instalaciones ubicadas en la finca, que previamente había sido subdividida en ocho parecleas.

Noticias relacionadas

Además de tres casas prefabricadas, se deberán retirar dos piscinas también prefabricadas, una caravana, un contenedor metálico y una casa de madera, visibles desde la carretera que une Sencelles con Santa Eugènia.

Multa al promotor

Además de ordenar la demolición de estas instalaciones en suelo rústico, el Consell impone una multa de 119.000 euros al promotor de las mismas. La existencia de estas construcciones fue denunciada hace unos meses por vecinos de la zona, quienes lo pusieron en conocimiento del Ajuntament de Sencelles y éste, a su vez, trasladó la denuncia a la ADT. En el momento de presentarse los inspectores, las personas que ocupaban estas viviendas señalaron que las habían adquirido o alquilado y defendieron su legalidad.