Fotomontaje del párquing en la calle Cetre.

9

El Partido Popular se quedó ayer solo defendiendo su propuesta de financiar un edificio de aparcamientos en la calle Cetre y de un vial peatonal hasta el centro de la ciudad mediante el remanente de tesorería y por valor de 3,9 millones de euros.

El proyecto defendido con vehemencia por el alcalde, Carlos Simarro, y por el portavoz popular, Carlos Darder, no consiguió el apoyo de sus socios de Gobierno: Proposta per les Illes y el concejal no adscrito Sebastià Aguiló. Jaume Bestard (PI) se abstuvo mientras que Aguiló se sumó a la oposición de Més, PSOE y Podemos, y votó en contra.

Un grupo de vecinos de la zona del Camp Llarg y Cetre, donde también existe oposición al proyecto, asistieron a la sesión y aplaudieron las intervenciones de los ediles del pacto disidentes.

Jaume Bestard, responsable de Urbanismo y Patrimonio, criticó a su propio equipo de Gobierno por no haber sido capaz de aprobar los presupuestos, lo que según él «está paralizando al Ajuntament». Sobre el proyecto aseveró que «no lo apoyamos porque se ha llevado adelante sin consenso».

Por su parte, Sebastià Aguiló, concejal de Turismo y Promoción Económica, confirmó su voto en contra por su elevado impacto. Admitió la necesidad de dotar el municipio de aparcamientos, pero exigió al alcalde «seguir trabajando y debatiendo el anteproyecto en equipo, sobre todo por ser una realización de tanta trascendencia».

Por parte de la oposición Podemos, Més y PSOE se ratificaron en su oposición a la iniciativa, por falta absoluta de transparencia y por ser un proyecto que «nadie quiere» que solo responde a una «obsesión» de Simarro por los aparcamientos.

El alcalde se mostró visiblemente molesto por el desarrollo del pleno y recordó que «no he engañado a nadie, ya que dar una solución a los vecinos y a la gente que nos visita y activa la economía y que las calles sean para los peatones y no para los coches estaba en nuestro programa electoral: «Los técnicos nos dicen dónde se puede hacer un párquing, cómo financiarlo y cómo hacerlo lo menos impactante posible y esto es lo que proponemos sin ningún otro interés que el bien colectivo», concluyó.