El ‘cap de fibló’ de agosto de 2020 causó estragos en Banyalbufar, Esporles y Valldemossa. | Pere Bota

0

El senador de Més per Mallorca, Vicenç Vidal, ha criticado al Gobierno estatal por ignorar los efectos del cap de fibló del 29 de agosto del año pasado, que dañó más de 700 hectáreas de pinar en Banyalbufar, Valldemossa y Esporles.

Vidal ha reprochado en una nota el anuncio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de aprobar la declaración de zona catastrófica para las comunidades afectadas por los incendios de este verano, mientras los municipios de la Serra esperan recibir algún anuncio o alguna ayuda por el cap de fibló del pasado verano.

Para Vidal, «sorprendentemente» estos municipios de la Serra de Tramuntana son «sistemáticamente ignorados» un año después del cap de fibló, mientras el Gobierno central prevé aprobar este mes la declaración de zona catastrófica para las regiones peninsulares afectadas por los incendios durante el verano.

El senador mallorquín ha reclamado a Sánchez y a la ministra Teresa Ribera que «reaccionen mínimamente» para que la declaración de zona catastrófica llegue a los municipios afectados por el cap de fibló en la Serra.

En setiembre de 2020, días después del cap de fibló en la Serra, Vidal ya solicitó al Gobierno que Banyalbufar, Valldemossa y Esporles fueran declaradas zona catastrófica.