El ‘escar’ de Cala Clara acogerá el servicio de salvamento.

4

Costas ha concedido al Ajuntament de Pollença la autorización para reconvertir una antigua caseta guardabotes de Cala Clara (Cala Sant Vicenç) en una base para el izado y varada de una embarcación de salvamento marítimo de hasta seis metros de eslora.

Una vez se ejecuten las obras, el antiguo escar se convertirá en el primer puesto de emergencia marítima capaz de intervenir con rapidez en caso de emergencia en la costa de Tramuntana (entre Sóller y Formentor) donde a día de hoy no existe ningún servicio de estas características.

El Ajuntament llevaba dos años a la espera de que Costas resolviera su petición. Ahora, una vez aceptadas las condiciones, procederá a rehabilitar el embarcadero y a demoler las escaleras de acceso al mar restituyendo el estado natural de la roca.

Se prevé que las obras duren aproximadamente dos meses. La inversión ronda los 135.000 euros.

El nuevo puesto de rescate permitirá ganar tiempo en caso de emergencias como la vivida en junio de 2018 cuando una avioneta del Ibanat desapareció mientras sobrevolaba Pollença. Tras varios días de búsqueda el aparato fue localizado a 62 metros de profundidad. El piloto falleció en el accidente.