El regidor de Obras y Urbanismo, Jaume Bestard, junto al alcalde Simarro presentaron el proyecto. | A.BORRÁS

5

El alcalde de Sóller, Carlos Simarro, presentó este martes el anteproyecto del futuro párquing municipal de la calle Cetre, una iniciativa que tiene como objetivo principal ayudar a solucionar los graves problemas de aparcamiento que hay en el municipio. Según Simarro, que estuvo acompañado por el concejal de Obras y Urbanismo, Jaume Bestard, «este proyecto supone el principio del final de los problemas de movilidad que hay en Sóller». El equipamiento será un edificio de dos plantas -inicialmente se preveía una más, pero se ha reducido para que tenga menos impacto visual- que tendrá una capacidad para 402 coches.

El coste de la nueva infraestructura será de 3,5 millones de euros a los que hay que añadir otros 198.000 para la redacción del proyecto de ejecución y dirección de obra, por lo que ascenderá a casi 3,7 millones.

Según Simarro, «este aparcamiento será totalmente municipal y será gestionado por la empresa municipal de servicios, Sóller 2010». Este modelo de construcción y gestión es diferente al planteado en una instalación similar que el mismo consistorio preveió para el Port de Sóller, que se quería financiar mediante un contrato de obra y concesión, con la redacción del proyecto y construcción a cargo de la empresa adjudicataria.

En el caso del nuevo aparcamiento de Cetre se ha optado por la construcción y gestión municipales según el planteamiento técnico, ya muy detallado, elaborado por los servicios de Obras y Urbanismo de la regidoría de Bestard. El proyecto prevé también incluir un vial peatonal que unirá este párquing con la Gran Vía de manera que quedará conectado con el corredor semipeatonal que forman las calles Rectoría, Mar, Plaza Constitució y Sa Lluna, acercando al centro a los usuarios del párquing. El edificio tendrá placas solares en la cubierta, se edificará con módulos prefabricados y reservará plazas para personas con movilidad reducida y para coches eléctricos. No se prevé que se puedan alquilar plazas de aparcamiento a particulares, una posibilidad que sí ofrecen otros párquings municipales.

Financiación

El alcalde admite que todavía no se sabe con qué recursos se financiará este proyecto y aseguró que los servicios económicos lo tienen en estudio. En todo caso, se prevé la posibilidad de ejecutar la obra en dos fases y en este caso Simarro asegura que «la primera se iniciará antes de final de este mismo año».

La propuesta de construir este aparcamiento ya se presentó el año pasado cuando el equipo de Gobierno lo incluyó entre las grandes inversiones de esta legislatura. Sin embargo el mes de diciembre pasado el pleno tuvo que tomar el acuerdo de renunciar a esta obra debido a que se tuvo que asumir la expropiación forzosa del campo de deportes del Port y tuvo que abonar 5,1 millones de euros por este concepto. Ya entonces Simarro aseguró que «no renunciaba a esta inversión» sino que solamente se aplazaría. Por este motivo también se tuvo que renunciar por el mismo motivo a la reforma del cine Fantasio.