El Camí Vell de Lluc está empedrado en la mayor parte de su trazado. Ahora los ‘margers’ lo limpian de maleza y reconstruirán las partes más dañadas con la misma técnica de la ‘pedra en sec’.

4

EL Camí Vell de Lluc recuperará su trazado original, realizado con la técnica ancestral de la ‘pedra en sec’, gracias a los trabajos de limpieza y mejora del firme que se están realizando en el tramo que atraviesa el municipio de Selva.

El Ayuntamiento ha recibido una subvención del Consorci Serra de Tramuntana con el fin de restaurar esta antigua vía peatonal, con una inversión de casi 10.000 euros. «Después del mirador de sa Bretxa, el estado del camino resultaba peligroso para quienes quisieran pasear por este paraje», explica el alcalde de Selva, Joan Rotger (PP).

Los trabajos han sido asignados al marger Andrés González Reyes y se realizan íntegramente con la técnica tradicional de la piedra que caracteriza la huella humana en el paisaje de la Serra de Tramuntana.

El Camí Vell de Lluc es una vía muy utilizada por los excursionistas y peregrinos que suben desde Selva y Caimari hasta el Santuario de Lluc. Se da la circunstancia de que, hace solo unos días, el Cabildo de la Catedral de Santiago de Compostela ha confirmado la aceptación de este sendero mallorquín como parte de la ruta de peregrinaje a Santiago.