Piden colaboración ciudadana par encontrar el nido de avispa asiática. | CAIB

3

La Conselleria de Medi ambient pide ayuda ciudadana para acotar la entrada de la avispa asiática (Avispa velutina ssp. Nigrithorax) tras localizar este martes el nido de los ejemplares encontrados en Marratxí. Las pistas para dar con las colmenas de la especie invasora, erradicada en Mallorca, las tienes tú: no la captures, haz una foto para seguir el rastro y avisa inmediatamente a los técnicos ambientales.

Desde que un particular comunicó el hallazgo durante el fin de semana, los técnicos del Consorcio para la Recuperación de la Fauna de las Islas Baleares (COFIB) y de la Conselleria rastrearon la zona buscando otros ejemplares o un posible nido. El hallazgo se ha producido este martes por la mañana. Los nidos primarios, de forma esférica y que se pueden ver hasta finales de julio, suelen estar emplazados en lugares protegidos como techos de los desvanes y balcones o en las cajas de las persianas. Resulta de gran importancia detectar y desactivarlos para evitar su propagación y que construyan los nidos secundarios, cada uno de los cuales puede albergar a hasta 3.000 avispas.

El objetivo es reducir los daños que genera esta especie invasora en la apicultura, la agricultura, el medio ambiente y en las personas. Por este motivo, desde la Conselleria piden la colaboración de la ciudadanía para que, en caso de avistar algún ejemplar de avispa asiática, se avise inmediatamente al Servicio de Protección de Especies a través del teléfono 606 87 52 44, el correo especies@dgcapea.caib.es o la aplicación Vespapp de la UIB. Se recomienda enviar una fotografía del ejemplar sospechoso porque la avispa asiática se puede confundir con especies autóctonas de avispa.

Noticias relacionadas

Mar Leza, bióloga mallorquina especialista en abejas, ha pedido a través de su cuenta de Twitter que «si alguien ve una avispa asiática avise, pero que no la capture. Cada avispa es un tesoro que nos conducirá al nido».

Una especie invasora

La avispa asiática es una especie exótica que depreda activamente a ejemplares polinizadores, como la abeja de la miel, y que causa graves perjuicios al sector apícola y a los ecosistemas.

Esta especie de avispa se introdujo en Francia en 2004, convirtiéndose en la primera invasión exitosa de una avispa en Europa. Fue en octubre de 2015 cuando se confirmó su presencia en Mallorca y se procedió a la retirada de su nido, en Sóller. En 2016 se detectaron un total de nueve nidos en Mallorca localizados en Sóller, Deià, Fornalutx y Bunyola. Al año siguiente fue cuando la especie alcanzó su pico más alto de invasión en la isla, llegando a crear hasta 21 nidos distribuidos entre Sóller, Deià, Fornalutx, Bunyola, Valldemossa, Esporles, Santa Maria, Lloseta y Escorca.

En 2018 se detectó solamente un nido, en Sóller, y desde entonces no se había vuelto a detectar su presencia.