Espacio protegido. Cala Mondragó y sa Font de n’Alis son dos playas que se encuentran dentro del parque natural de Mondragó. A pesar del informe en contra de la Conselleria de Medi Ambient, Costas ha dado permiso para colocar hamacas y sombrillas en sa Font de n’Alis, pero no para abrir el chiringuito. | Maria Nadal

6

Demarcación de Costas ha autorizado la instalación de hamacas y sombrillas en la playa de sa Font de n’Alis, incluida en el parque natural de Mondragó, a pesar del informe en contra de la Conselleria de Medi Ambiente.

Con este permiso, el Ajuntament de Santanyí sacó este miércoles a licitación la explotación del arenal que podrá acoger 70 hamacas, 35 sombrillas y 5 velomares. Aún así, no se podrá abrir el chiringuito porque Costas no ha autorizado la instalación de mesas y sillas. Con esta prohibición tampoco estarán abiertos los baños.

La falta de este servicio ha sido el más criticado por la alcaldesa de Santanyí, Maria Pons, que asegura que «hemos recibido quejas de los usuarios y vecinos del municipio porque este año no habrá baños, lo que supone un problema para las personas con necesidades». Pons recordó que «envié una carta al conseller Miquel Mir explicándole la situación y ofreciendo las llaves de los baños para que los abran, pero se han negado».

De hecho, el conseller del PP y exalcalde de Santanyí, Miquel Vidal, preguntó en el pleno del Parlament por esta cuestión al conseller Mir. «La falta de baños provoca que los bañistas hagan sus necesidades detrás de una mata y esto no es cuidar de un parque natural», según Vidal.

El conseller contestó que hay seis baños habilitados en el parque natural y añadió que la concepción que tiene el Govern de lo que es un parque natural dista mucho de la del PP. «Un servicio básico para un parque natural no son las hamacas ni las sombrillas ni los chiringuitos, sino que tenga personal y director propio», dijo Mir.

La Conselleria defiende la gestión del parque natural

Desde la Conselleria informaron que hay seis baños habilitados en el parque natural de Mondragó, dos de ellos en el centro de ocio que se encuentra a escasos 50 metros de la playa. El resto se han instalado en los aparcamientos y fuentes de la Conselleria recordaron que «se trata de un parque natural».