Los productores de albaricoque de secano confían que será una buena cosecha «siempre y cuando la meteorología nos respete». Así lo indica Benet Mora, en la imagen, uno de los viejos payeses que mantienen este cultivo de frutales en Porreres. | Joan Socies

2

La previsión de la Cooperativa de Porreres referente a la campaña de albaricoques de este año es muy positiva. Se prevé superar las 26 toneladas de este fruto, cosechado principalmente en la localidad y la comarca. El año pasado las 25 hectáreas de albaricoques que tienen los socios de la cooperativa dieron 14 toneladas.

Esperança Mora, gerente de la Cooperativa Agrícola de Porreres, señala que «estos frutales requieren de sus horas de frío para ofrecer una buena producción. Por ello este año contamos con una buena añada». Mora indica que «la previsión para este año nos hace pensar que podemos superar las 26 toneladas».

Por esto, repartido por variedades, calculan que podría distribuirse de la siguiente manera: de Palabras y Primerenc se pueden recolectar unas ocho toneladas; Rojo carlet, 600 kilos; Modesto, 800 kilos; Murtó, otros 800 kilos. De los más conocidos y solicitados, el Canino puede alcanzar las ocho toneladas y otras siete los frutos de la variedad Galta Vermella.

Mora advierte que «esta previsión se cumplirá siempre y cuando a partir de ahora la meteorología respete la cosecha». En referencia a las lluvias del pasado fin de semana, Benet Mora, agricultor de la localidad, manifiesta que «en general la lluvia ha sido buena para los frutales, solo aquellos frutos más maduros han padecido la lluvia».

Rentabilidad

Sobre los precios de venta, Esperança Mora señala que «en estos momentos los albaricoques Primerencs y Palabras que recogemos en estos momentos han salido con un precio muy similar a los del año pasado, que oscilaron durante toda la campaña entre los 2,50 y 3,50 euros el kilo». Unos precios que sirven al payés para obtener una buena ganancia de estas ventas. Además, ello conlleva un aumento de las plantaciones de albaricoqueros gracias a la mejora de la rentabilidad de este cultivo.

Estos frutos provienen básicamente de plantaciones de secano, aunque en los últimos años se ha incrementado el cultivo de estos árboles con riego. Desde hace unos años y para promocionar la marca de ‘Albercoc de Porreres’, a mediados de junio el municipio celebra una pequeña feria y actividades únicamente en torno al albaricoque.

Este año se ha previsto que las actividades puedan celebrarse, respetando la normativa sanitaria el tercer fin de semana de junio. Se trata de una pequeña muestra que sirve a los productores locales para vender al detalle un buen número de albaricoques o de productos elaborados a partir de este sabroso fruto.