Vista del Descarregador de Lluc, incluido en los mapas. | Redacción Part Forana

6

La editorial Alpina ha presentado un escrito a la Conselleria de Medi Ambient en el que solicita la apertura de un expediente disciplinario a los funcionarios que redactaron el acta en el que se calificaba de ilegal la publicación de mapas con senderos en las zonas de exclusión de la Serra de Tramuntana.

El sello editorial pretende demostrar «presuntas infracciones graves y muy graves que los autores del acta han cometido en su redacción y también en su notificación telefónica antes de que fuera enviada».

Entre las supuestas infracciones mencionan «el incumplimiento del deber de fidelidad a la Constitución y al Estatut d’Autonomia, la emisión de informes manifiestamente ilegales que causen perjuicio a la ciudadanía y la vulneración de los principios de igualdad, de seguridad jurídica y del derecho fundamental a la libertad de expresión».

Consideran que la presentación de este escrito «intenta restablecer nuestra credibilidad y demostrar que el acta no tiene base legal». Los responsables de la editorial aclaran que «no se trata de un acto de venganza, sino de justicia, que pone el foco en los estamentos inferiores de la consejería que redactaron y toleraron esta ilegalidad». Añaden que se quiere «evitar que este abuso de poder se repita en el futuro, ya que son muchas las polémicas que este funcionario ha protagonizado con el colectivo montañero. Queremos restablecer el buen nombre del cuerpo de los agentes de Medi Ambient en su meritoria tarea de protección del medio natural».

Reacciones

Noticias relacionadas

Desde la Conselleria de Medi Ambient se muestran «sorprendidos» con el comunicado de Alpina. Explican que «la semana pasada se produjo una reunión con su director en un ambiente cordial y constructivo, y se constató la voluntad de entendimiento por ambas partes».

La Conselleria «defiende la profesionalidad de los agentes de Medi Ambient» y recuerda que «estos no tienen capacidad sancionadora. Una vez levantada el acta administrativa será un instructor quien decida si existen motivos para abrir un expediente sancionador, que se puede recurrir».