Trabajos. El propio Bennàssar se ha encargado de la instalación de las esculturas y de realizar los últimos retoques en las figuras que se podrán admirar en Inca durante los próximos meses. | Redacción 20M

1

El proyecto ‘Refugis d’amor i oferiment’, del artista pollencí Joan Bennàssar se traslada a partir de mañana a Inca después de que en diciembre del año pasado se presentara la muestra escultórica en Lluc.

La inauguración oficial tendrá lugar mañana al mediodía, pero Bennàssar ya lleva una semana trabajando en el traslado de las piezas para instalarlas en lugares públicos de la ciudad como la plaza de Santa Maria la Major, la plaza de Espanya o el patio del convento de Sant Bartomeu. Algunas de las esculturas han viajado desde Escorca hasta la capital del Raiguer, pero otras se han creado expresamente para la cita inquera. Joan Bennàssar quedó fascinado «con el convento de Sant Bartomeu y en su exterior he colocado una escultura formada por una pareja que dirige su mirada hacia Lluc».

La pandemia ha trastocado los planes iniciales de ‘Refugis d’amor i oferiment’ porque en un principio «habíamos creído oportuno comenzar en Lluc durante la Navidad para que los mallorquines tuvieran una buena oportunidad para salir y disfrutar del entorno y del arte, para después realizar un recorrido por Selva, Caimari e Inca. Pero coincidió con los momentos de más preocupación con las restricciones y con la situación sanitaria, por lo que hemos modificado la programación», relató ayer Bennàssar.

La muestra escultórica en Inca estará expuesta durante los próximos meses, «al menos hasta las fiestas patronales de finales de julio», aseguró ayer el alcalde Virgilio Moreno. Además, el 16 de mayo Joan Bennàssar abrirá una nueva muestra incluida en este ciclo en Selva y Caimari, mientras que Lluc acogerá de nuevo a partir del día 23 la exposición «renovada y repartida más allá del Santuari», según Bennàssar. De esta forma se completará el recorrido Lluc-Inca con las esculturas instaladas al mismo tiempo en cuatro localidades.

Arte contra el desánimo

La intención de Joan Bennàssar con los ‘Refugis d’amor i oferiment’ es la de «subir la moral y el espíritu de los ciudadanos en estos momentos tan duros que nos han tocado vivir». Bennàssar considera que «el pueblo entendiende la cosa artística como un bien común y es el ofrecimiento que yo hago y que ya inicié con ‘Raons Humanes’, en Pollença».

El alcalde explica que «es un placer que la ciudad pueda disfrutar de las esculturas de Joan Bennàssar» y reivindica «el papel de Inca como puerta de entrada a la Serra de Tramuntana y, especialmente, a Lluc».