Foto del inmueble que perteneció a la Cámara Agraria de Montuïri que ahora regresa a manos de los payeses. | P. AGUILO

1

El patrimonio de las Cámaras Agrarias volverá a sus propietarios originales: los agricultores y ganaderos. Después de 15 años de intentos fallidos la Conselleria d’Agricultura ha desenmarañado los problemas administrativos pendientes para que fuera posible el reparto de los bienes de las extintas Cámaras Agrarias, unas entidades creadas en 1977 con el objetivo de ayudar a gestionar la actividad del sector.

Hace 15 años que el sector reivindica la devolución de estos bienes, formados principalmente por inmuebles y dinero en efectivo. El pasado jueves el Consell de Direcció del Fogaiba dio el visto bueno a la propuesta lanzada por las organizaciones agrarias después de meses de reuniones para llegar a un acuerdo sobre el reparto de dichos bienes. Fuentes de la Conselleria señalan que este patrimonio está valorado en 2,7 millones de euros que se repartirán entre seis entidades: Unió de Pagesos; Asaja; UPA; Agrame; Fagme y Unió de Pagesos de Menorca.

La liquidación de las Cámaras estará libre de impuestos, por lo que las organizaciones agrarias no deberán abonar los 115.000 euros que se estipulaba en un principio y que se han eliminado después de la negociación de la consellera Mae de la Concha. No en vano la devolución del patrimonio de las Cámaras al sector fue una promesa de la consellera al llegar a Agricultura. «Ha sido complicado a nivel administrativo pero no se ha parado hasta conseguirlo», apuntan desde Agricultura. También las organizaciones agrarias se muestran satisfechas por el acuerdo.

Cabe recordar que en 2006 el Govern planteó la liquidación de los bienes de estas Cámaras pero se paralizó. Otro intento fue en 2013 pero tampoco se hizo efectivo. Ese año el inventario realizado por el Govern estimó que las Cámaras contaban con 17 inmuebles. A día de hoy, parte de este patrimonio se ha cedido o se ha vendido. Ahora quedan los inmuebles de Sencelles; Montuïri; Sant Joan y cuatro espacios en Palma. Además de un fondo económico de más de 600.000 euros.

El sector del vino reclama ayudas

Los responsables de las D.O. Binissalem y D.O. Pla i Llevant aprovecharon la visita de la ministra Reyes Maroto para reclamar ayudas al sector. La consellera Mae de la Concha trasladó sus peticiones a Maroto por no estar incluidos en el plan de recuperación. La ministra aseguró que se dará flexibilidad a las comunidades para incluir estos sectores en el reparto.