La sentencia de primera instancia y la reciente del TSJIB ponen en cuestión la justificación del interés general que motivó la decisión del Pleno del Consell de Mallorca del 2 de agosto de 2017 por el rescate de la concesión de la gestión del Túnel de Sóller. | Archivo

14

El Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares (TSJIB) respalda la sentencia de marzo de 2020 del Juzgado Contencioso Administrativo número 3 de Palma que anula el rescate del Túnel de Sóller por parte del Consell de Mallorca 2017 para que fuera gratuito para todos los ciudadanos.

El Consell de Mallorca ha informado este jueves de la sentencia del 15 de febrero de la Sala Contencioso Administrativo del TSJIB, que desestima la apelación del Consell de Mallorca contra la sentencia del 13 de marzo de 2020 del Juzgado Contencioso Administrativo número 3 de Palma.

Tras la denuncia presentada por la compañía concesionaria, este juzgado declaró nulo el rescate de la concesión adoptada por el pleno del Consell de Mallorca en 2017.

Contra esta última sentencia del TSJIB cabe recurso de casación pero, al tratarse de un recurso extraordinario, el Consell de Mallorca «debe estudiar» la viabilidad de su presentación, ha señalado la institución insular en su nota de prensa.

A pesar de la decisión del TSJIB, el Consell de Mallorca asegura que «agotará todas las vías posibles y seguirá trabajando» para mantener la actual gratuidad del Túnel de Sóller.

Para recuperar la concesión del túnel, el Consell de Mallorca pagó en su día 17,4 millones de euros.

El juzgado de lo Contencioso-administrativo número 3 de Palma estimó el recurso interpuesto por la antigua concesionaria, Globalvía, y abrió la puerta para que recuperara la explotación del peaje o bien para percibir el pago de una indemnización que en su momento cifró en 31 millones de euros.

En esta primera sentencia se afirmaba que las razones alegadas para ejecutar el rescate por parte del Consell no quedaron acreditadas, ni respondían al interés público. En su comunicado, el Consell señala este jueves que la sentencia de primera instancia y la del TSJB cuestionan la justificación del interés general que motivó la decisión del pleno del Consell de Mallorca del 2 de agosto de 2017 de rescatar la concesión de la gestión del Túnel de Sóller.

El rescate supuso, tras 20 años, el fin del pago del peaje que tenían que abonar los conductores los ciudadanos, desde que se abrió esta infraestructura viaria.

El Consell de Mallorca considera que la decisión de declarar la gratuidad del túnel es «irreversible», y que «hay que defender» que los ciudadanos de Mallorca no tengan que pagar por circular por este tramo de 3 kilómetros. La institución mallorquina «respeta» la sentencia del TSJIB, aunque no comparte su contenido.

Considera que la finalización del peaje del Túnel de Sóller en 2017 estaba «plenamente justificada» y que el rescate de la concesión ya comportó el abono de un «justo-y-precio» valorado por un peritaje independiente avalado por el Consell Consultiu de las Islas Baleares. Se cifró en 17,4 millones de euros.

El gobierno del Consell de Mallorca, presidido por la socialista Catalina Cladera, «mantiene» su apoyo a la decisión adoptada en 2017 por el anterior ejecutivo de la institución, gobernado por Miquel Ensenyat (MÉS).

«Actuó en favor del interés general para que toda la ciudadanía pudiera disfrutar de manera libre y gratuita del libre paso por la totalidad de las vías públicas de Mallorca, sin que se produjeran desigualdades en este sentido en función del lugar de residencia», defiende el Consell.