El acceso de Llinars a les Planes estaba cerrado el domingo.

14

El dueño de la finca de Llinàs en Pollença cerró este domingo con una cadena de seguridad el acceso al camino de Llinars a les Planes después de que en el último mes se haya disparado el número de excursionistas que atraviesan su propiedad.

Así lo explicó ayer el alcalde de Pollença, Tomeu Cifre. Junts Avançam (en la oposición) denuncia los hechos y pide al Ajuntament una investigación. Recuerda que el camino forma parte del Catàleg municipal de Camins de Pollença.

La barrera situada en el inicio del camino siempre ha estado abierta, tal y como refleja el propio catálogo, pero el alcalde asegura que la propiedad se ha visto «desbordada por la masificación».

No obstante, el alcalde dijo ayer que después de hablar con la propiedad esta aceptó ayer retirar la cadena. Cifre dio cuenta el domingo de lo sucedido el grupo de whatssapp creado a instancias de Emergències para atajar la problemática de la masificación en la Serra. «Interior y Medi Ambient tienen que dar una respuesta porque el domingo había como cuarenta coches en la carretera, pero siempre nos dicen que hay otras prioridades», critica.

Prioridades

Cabe recordar que tras el colapso de la Serra por los excursionistas que subían a ver la nieve la primera semana de enero la Conselleria d’Administracions Públiques propuso la creación del citado grupo de whatssapp y se comprometió a convocar una reunión para iniciar un protocolo de actuación contra la masificación. Se preveía que se celebrara la segunda semana de enero pero no se ha llegado a hacer.