Vista de la fachada del ayuntamineto de Inca. | Maria Nadal

7

Más de 3.200 vecinos y vecinas de Inca se encuentran en el paro y otros 2.000 se han visto afectadas por un ERTE desde que se desató la crisis económica y la consecuente crisis sanitaria.

El dato lo hizo público este lunes Més per Inca durante su tradicional balance de final de año: «la crisis sanitaria ha evidenciado las debilidades del sistema económico y han sido miles los trabajadores y trabajadoras que han padecido las consecuencias de los problemas estructurales del mercado laboral en nuestra Isla», dice Més.

Los datos son más que preocupantes. «Por primera vez en mucho tiempo el grupo más numeroso de personas en paro son aquellas que hace más de un año que no trabajan. Como respuesta defendemos políticas activas de ocupación mediante la gestión de programas de formación y de inserción laboral que ayuden a aquellas personas que más lo necesitan a hacer frente a esta crisis económica», dicen los ecosoberanistas.

Més recuerda que «los programas de formación de empresas, los programas mixtos para jóvenes e Inca Reactiva son una realidad en nuestra ciudad y han conseguido la formación y ocupación de unas 165 personas de entre 18 y 62 años».

Formación

Entre las metas conseguidas para Inca pese a la difícil situación sanitaria y económica, Més celebra que en el pleno del pasado martes el Ajuntament aprobara la firma de un convenio con el Govern que posibilitará que el nuevo colegio abra en septiembre de 2022.

El Teatre abrirá este año sus puertas al público

Después de superar muchas dificultades este año 2021 será el año en el que el Teatre Principal reabra sus puertas oficialmente al público. «Més per Inca celebra con mucha ilusión este hito» y anuncia que «ya trabajamos para que este importante espacio cultural tenga un contenido de calidad y atractivo para la ciudadanía de Inca».