Ajuntament de sa Pobla y colectivos se reunieron en el Museu. | Redacción Part Forana

14

Las fiestas de Sant Antoni de sa Pobla no serán el próximo enero como las conocemos hasta ahora. El Ajuntament y unos 30 colectivos implicadas en la celebración se plantean suspender los actos multitudinarios y adaptar los más tradicionales a la nueva situación sanitaria, con eventos de pequeño formato y con aforo controlado, por lo cual no serán en la Plaça Major.

La concejal de Fiestas, Magdalena De la Fuente, señala que «todos los colectivos están de acuerdo en suspender los actos multitudinarios y harán sus propuestas para confeccionar un programa que sea viable con las medidas sanitarias actuales». Aunque habrá una próxima reunión a medida que se acerque la fecha, muchos dan por hecho que se tendrán que suspender el espectáculo piromusical, Sa Llebre - la salida de los colegios a buscar leña -, los pasacalles de «sus» y fin de fiestas y los dos foguerons más populares, el de la Obreria y el de sa Negreta. Los foguerons particulares están supeditados a lo que dicte el Govern sobre las reuniones sociales.

El alcalde y los concejales De la Fuente y Biel Payeras, participaron en esta reunión con la Obreria, dimonis, xeremiers, batucadas, gegants, caparrots, banda de música, glosadors, y todas las entidades que organizan Sant Antoni.

Caparrots grans y Minyons y Dimonis repiten

Este año no habrá nuevas candidaturas para formar parte de las colles de Caparrots grans, Caparrots minyons y Dimonis de l’Ajuntament. La concejal de Fires i Festes, Magdalena De la Fuente, señala que se ha decidido que «en 2022 sean las mismas personas que fueron escogidas para 2021 y que no habrán podido disfrutar de la fiesta como sus antecesores».