Árboles caídos sobre automóviles a la entrada de Lloseta el pasado sábado. | Reuters

0

Ya se han reabierto los tramos de carretera que continuaban cerrados por los efectos del temporal que afectó a distintos puntos de Mallorca esl pasado sábado, según ha informado la Dirección Insular de Carreteras del Consell de Mallorca.

En concreto, debido a árboles caídos y desprendimientos, quedaba cerrado al tráfico un tramo de la Ma-10 (carretera de la Serra) entre el kilómetro 75 y el 80 (afecta a Banyalbufar, Esporles y la entrada un tramo de la carretera en el término de Valldemossa) y la MA-1100 entre Esporles y la Ma-10. Ambos ya operan con normalidad, tras los trabajos de los equipos de emergencia.

El fin de semana se tuvo que cortar también la carretera que une Palma con Valldemossa (Ma 1110) por la caída de un pino, y se tuvo que actuar en la zona de sa Pedrissa por el desprendimiento de una piedra de grandes dimisiones sobre la vía. La circulación en estos puntos ya fue restablecida.

Por su parte, los técnicos de la Dirección General de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural del Govern han iniciado este lunes la inspección de fincas agrícolas afectadas por el temporal de lluvia, granizo y viento que afectó el pasado sábado a varias zonas de Mallorca.

Noticias relacionadas

Según ha informado la Conselleria de Agricultura en un comunicado, los técnicos se encargarán durante estos días de visitar las explotaciones e inspeccionar los daños ocasionados por el tornado y la granizada.

La Conselleria busca obtener una evaluación de daños por zonas afectadas y también por sectores productivos. A la vez, recibirá los informes que elaboren las diferentes organizaciones agrarias.