Imagen de una de las torres dañadas por la tormenta.

6

Tanto Esporles como Banyalbufar y el Port des Canonge han sido las zonas más afectadas por el paso de la tormenta que el sábado afectó a buena parte de Mallorca.

Durante todo este domingo efectivos de Ajuntament y del IBANAT trabajaron para despejar la carretera de acceso al pueblo desde Esporles. Lo propio se hizo en la que lleva al Port des Canonge, donde a última hora de la tarde se pudo hacer llegar un generador para dar luz a los vecinos.

Al corte de suministro eléctrico se une también la circunstancia de que la mayoría de los pozos de agua funcionan con motores eléctricos, por lo que los afectados tampoco tuvieron agua desde el paso de la tormenta. Un generador también fue lo que llevó la luz a la 1 de la madrugada del sábado a los vecinos del núcleo urbano de Banyalbufar, que tuvo todo el día de ayer afectada la red de telefonía e internet. La situación tardará varios días en volver a la normalidad.

Noticias relacionadas

Esporles también ha vivido una intensa jornada de limpieza y balance de daños. Bomberos y un gran número de voluntarios se esforzaron durante todo el día para poder recuperar la normalidad. La alcaldesa Maria Ramón destacó que un hombre resultó herido leve durante la tormenta. En este pueblo los daños de la tormenta también han sido muy cuantiosos, con multitud de vegetación afectada, así como viviendas y vehículos.

Magdalena Frau, responsable de comunicación de ENDESA afirma que el personal de su empresa lleva desde el mediodía del sábado trabajando sin interrupción por turnos. La prioridad es restablecer el suministro lo antes posible mediante vías de suministro alternativo, pero la situación en cuanto a torres derribadas y tendido dañado es muy grave y requerirá semanas para su completa reparación.

El conseller de Medi Ambient, Miquel Mir, visitará durante la mañana de este lunes las zonas más afectadas por esta primera gran tormenta de la temporada.