Imagen de la avenida Miramar, carretera que discurre por el litoral de sa Ràpita. | Pedro Aguiló Mora

50

La oleada de robos a automóviles, el allanamiento de viviendas y el impune caos circulatorio que experimentan las calles de sa Ràpita ha terminado por agotar la paciencia de los vecinos de sa Ràpita, en el municipio de Campos. Sobre todo, al observar también la morosidad con la que actúan al respecto el Ajuntament de Campos y la directiva de la Asociación de Vecinos.

A través de las redes sociales y al margen del mencionado colectivo vecinal, un grupo de residentes se ha organizado para exigir soluciones al Consistorio. Unas soluciones que pasan primordialmente por incrementar la presencia de la Policía Local para aplacar los actos delictivos, sancionar los comportamientos incívicos y repensar la movilidad para poner coto de una vez al caos circulatorio que impera en las principales calles del núcleo costero. Como medida inicial, este grupo de vecinos ha puesto en marcha una campaña de recogida de firmas para hacer costar la preocupación ciudadana por los sucesos anteriormente descritos que acontecen diariamente en sa Ràpita.

«Son hechos que nos preocupan y nos tienen alterados. Nos produce un sentimiento de miedo y preocupación por nuestras familias y por nuestras propiedades. Y es más que evidente que estos sucesos han alterado la paz y la tranquilidad que caracteriza a sa Rápita», sostienen los organizadores de la campaña. Los formularios de firma se pueden encontrar en los siguientes comercios: Blau i Rosa, Spar, s’Oratge, Farmacia, Forn sa Ràpita, Estanc sa Ràpita, sa Botigueta, Ca’n Vila y Botiga Balcó de Cabrera. Está previsto que en los próximos días también se sumen los establecimientos del Club Nàutic sa Ràpita.