El Ajuntament ha sido de ejemplo de unidad ante la crisis. Todos los grupos municipales (PSOE, PP, Vox, Ciudadanos, Podemos y Més) han elaborado de manera conjunta y aprobado por unanimidad un plan para la recuperación social, económica y medioambiental. | Redacción Part Forana

31

El drama social derivado de las crisis sanitaria y económica provocadas por la pandemia de coronavirus ya está aquí. Sirva como ejemplo el caso del municipio de Calvià (incluido en la lista de los 100 más ricos de España), donde 1.017 familias ya no pueden hacer frente al pago del alquiler de sus hogares sin ayudas de las administraciones públicas.

El Ajuntament de Calvià se encuentra estos días resolviendo las 1.017 solicitudes de subsidios extraordinarios al alquiler de vivienda que se han recibido durante los 20 días hábiles para presentar las peticiones que la convocatoria de ayudas prescribía. Unas cifras que equivalen a una media de más de 50 familias pidiendo auxilio cada día para poder seguir pagando a sus respectivos caseros.

Señalar también que, de las 1.017 solicitudes recibidas, han quedado ya descontadas las que no cumplían con los requisitos de las bases de la convocatoria, como no estar empadronados en el municipio, contratos de alquiler no válidos por ser de temporada, etc.

Según fuentes del Consistorio presidido por el alcalde Alfonso Rodríguez (PSOE), la concesión de las ayudas es inminente y la previsión que manejan es que éstas puedan empezar a pagarse el 30 julio. No obstante, sólo hasta próximo mes de octubre, puesto que estas subvenciones tienen un ámbito temporal máximo de seis meses, incluyendo como primera mensualidad de alquiler la correspondiente al mes de mayo.

Cabe recordar que estas ayudas van dirigidas exclusivamente a familias y ciudadanos individuales con problemas para poder pagar el alquiler por causas sobrevenidas por la pandemia de coronavirus: que se hayan quedado en el paro, que estén en un proceso de expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), que hayan visto reducida su jornada por cuidados familiares o por causa de reducción de jornada involuntaria y organizativa, o autónomos que hayan sufrido una reducción de ingresos del 75 por ciento o que se hubiera parado su actividad durante el estado de alarma. Las ayudas ofrecidas son de hasta un 40 por ciento del alquiler mensual para alquileres de hasta 900 euros, y subvenciones de hasta un 30 por ciento para alquileres de entre 901 y 1.100 euros mensuales.

Las subvenciones se concederán por un máximo de seis meses, revisables de forma bimestral. Las ayudas municipales al alquiler se consideran un derecho en Calvià, lo que supone, como ha venido explicando el alcalde Rodríguez, que todas las personas y familias que cumplen con los requisitos de las convocatorias de subvenciones, reciben las ayudas aunque para ello sea necesario ampliar la partida presupuestaria.

En el caso de estas ayudas extraordinarias para el alquiler tras los peores meses de la pandemia de coronavirus también se reconoce este derecho.